A la venta: Renault Fluence GT2

Es la versión más deportiva del mediano nacional, mejoras en el motor que ahora entrega 190 CV y agregados deportivos para lograr que este sedán alcance los 222 km/h.

Sobre el fin del año pasado, Renault lanzó en el mercado doméstico el rediseño de su mediano hecho en Santa Isabel, el Fluence. En un contexto con incertidumbres por la inminente actualización de los pisos a los impuestos al lujo de ese entonces, muchas versiones no salieron a la venta para no “quemarse” con precios altísimos al público. Los meses pasaron, las cosas se “acomodaron” y la versión GT no aparecía. Pero parece que el tiempo de espera valió la pena, dado que en los últimos días de agosto se presentó en el Autódromo de Buenos Aires la nueva generación de la versión más radical: el GT 2.

LANZAMIENTO-RENAULT-FLUENCE-GT2-6

Y no estaría tan desacertada decir (o escribir en este caso) “nueva generación”, dado que aquí participó la división deportiva de Renault. En concreto, la mano que intervino en este Fluence GT2 por parte de RS se nota en las butacas deportivas de cuero específicas, chasis y suspensiones deportivos, dirección, disco de frenos delanteros ventilados de 296 mm, ESP deportivo, spoiler, alerón y faldones, neumáticos 225/50 R17, y el sistema RS Monitor. ¿En qué consiste? Se maneja a través de la pantalla táctil de 7” de la consola e indica la curva de torque y potencia, aceleración o tiempo de vuelta, entre otras funciones. La nota de color pasa por la posibilidad de elegir el sonido del motor que repercutirá en el habitáculo a través de los parlantes, donde se puede optar por un Clio Cup, un Clio V6 o Gordini, entre otros. Por último, todos los datos son recopilables, así que si querés registrar tus tiempos o monitorear tu vuelta debes colocar un pen drive en el puerto USB y para luego analizarlos en una computadora.

RS Monitor
RS Monitor

Por el lado de la motorización, no hubo cambios radicales. Mantiene el naftero con turbocompresor de cuatro cilindros, 16 válvulas y dos litros  de cilindrada que ya tenía su antecesor. La diferencia es que se trabajó en él para estirar la potencia máxima a 190 CV (antes 180), pero manteniendo el torque de 300 Nm de par máximo. Él conjunto se completa con una caja manual de seis velocidades que tracciona al eje delantero. Todo, hace que el Fluence GT2, según la marca, sea el más rápido de los autos nacionales, dado que alcanza los 222 km/h , mientras que pasa de 0 a 100 km/h en 8 segundos.

Por supuesto que esta es la versión más cara del Fluence. Se ubica en los 316.400 pesos, por lo que se ubica debajo de la primera línea de impuestos al lujo, y cuenta con una garantía de 3 años o 100 mil kilómetros

Renault-Fluence-GT2-1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí